Síndrome de Loeys-Dietz

¿Qué es el síndrome de Loeys-Dietz?

El síndrome de Loeys-Dietz (LDS) es un trastorno genético que afecta el tejido conectivo en el cuerpo. El trastorno fue observado y descrito por primera vez por el Dr. Bart Loeys y el Dr. Hal Dietz en la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University en 2005. Desde entonces, otros grupos en todo el mundo han descrito causas genéticas adicionales del síndrome de Loeys-Dietz.

Los individuos con LDS exhiben una variedad de características médicas en los sistemas cardiovascular, musculoesquelético, cutáneo y gastrointestinal. La información sobre la historia natural y el manejo de las personas con LDS continúa evolucionando.

LDS se manifiesta de varias maneras; por lo tanto, no hay dos personas con LDS que tengan características médicas idénticas. Se recomienda que consulte a su médico o a un genetista local si tiene preguntas sobre problemas de salud individuales.

Principales características médicas

Cuatro características principales sugieren el diagnóstico de LDS. Estas características generalmente no se ven todas juntas en otros trastornos del tejido conectivo como características principales. Estos síntomas incluyen:

Aneurismas (ensanchamiento o dilatación de las arterias), que pueden observarse mediante técnicas de imagen. Estos se observan con mayor frecuencia en la raíz aórtica (base de la arteria que va desde el corazón), pero se pueden ver en otras arterias de todo el cuerpo.

Tortuosidad arterial (arterias retorcidas o en espiral), que ocurre con mayor frecuencia en los vasos del cuello y se observa en las técnicas de imagen.

Hipertelorismo (ojos muy espaciados)

Úvula bífida (dividida) o ancha (el pedacito de carne que cuelga en la parte posterior de la boca)

Es importante tener en cuenta, sin embargo, que estos hallazgos no se observan en todos los pacientes y no conducen concretamente a un diagnóstico de LDS.

Categorizado por sistema, a continuación se muestra una lista más detallada de los síntomas registrados en personas diagnosticadas con el síndrome de Loeys-Dietz:

Cráneo-facial (cabeza y cara)

• Hipoplasia malar (mejillas planas / sin tono)

• Leve inclinación descendente hacia abajo a los ojos.

• Craneosinostosis (fusión temprana de los huesos del cráneo)

• Paladar hendido (agujero en el paladar)

• Escleróticas azules (tinte azul en el blanco de los ojos)

• Micrognatia (mentón pequeño) y / o retrognatia (mentón retrocedido)

 

Esquelético (huesos)

• Dedos de manos y pies largos

• Contracturas de los dedos.

• Deformidades en pies: pie zambo (pie equino varo), metatarso varo (pie en Z o pie en serpentina)

• Escoliosis (curvatura en forma de s de la columna vertebral)

• Inestabilidad de la columna cervical (inestabilidad en las vértebras directamente debajo del cráneo)

• Laxitud articular

• Pectus excavatum (deformidad de la pared torácica que hace que el esternón y el esternón crezcan hacia adentro) / Pectus carinatum (deformidad de la pared torácica que empuja el esternón y el esternón hacia afuera)

• Artrosis

• Estatura típicamente normal

 

Piel

• Piel translúcida

• Piel con textura suave, fina o aterciopelada

• Formación de cardenales (moretones) con facilidad

• Cicatrización anormal o amplia

• Hernias

 

Cardíaco

• Defectos cardíacos congénitos (que existen al nacer), que pueden incluir persistencia del conducto arterioso (PDA), defecto septal auricular o ventricular (ASD / VSD) y valvulopatía aórtica bicúspide (BAV).

Ocular

• Miopía (miope)

• Trastornos en músculos del ojo

• Desprendimiento de retina: la retina es la capa de tejido sensible a la luz que recubre el interior del ojo y envía mensajes visuales a través del nervio óptico al cerebro. Cuando la retina se desprende, se levanta o se separa de su posición normal. Si no se trata de inmediato, el desprendimiento de retina puede causar pérdida permanente de la visión.

Otros

• Alergias alimentarias o ambientales.

• Enfermedad inflamatoria gastrointestinal.

• Órganos huecos como el intestino, el útero y el bazo propensos a la rotura.

Diagnóstico clínico

Hay varias evaluaciones clínicas que actualmente se realizan juntas para determinar un diagnóstico del síndrome de Loeys-Dietz.

Si existe sospecha de LDS, se recomienda que los individuos sean evaluados por un genetista que esté familiarizado con los trastornos del tejido conectivo. Durante la visita inicial, se tomará un historial médico y familiar detallado y se realizará un examen físico completo para evaluar las características esqueléticas, cráneo-faciales y relacionadas con la piel que suelen estar presentes en personas con LDS.

Si la sospecha de LDS continua, se debe realizar un ecocardiograma (ecografía del corazón) para evaluar si hay agrandamiento aórtico y / u otros defectos estructurales del corazón que sean congruentes con el diagnóstico. Será necesaria una consulta con un cardiólogo para ayudar a interpretar los hallazgos cardíacos.

Un médico también puede sugerir imágenes adicionales de las arterias en todo el cuerpo. Esto se realiza mediante la obtención de un TAC (angiotomografía computarizada por contraste) o ARM (angiografía por resonancia magnética) de todo el árbol arterial (cabeza, cuello, tórax, pelvis y abdomen). Estos estudios de imagen podrán detectar aneurismas en otras arterias.

Se recomienda la reconstrucción tridimensional (3D) de las imágenes de TAC o ARM para verificar la tortuosidad arterial, un hallazgo común en individuos con LDS, particularmente en el cuello. Este hallazgo en sí mismo no suele causar preocupación médica, pero puede sugerir más evidencia para respaldar el diagnóstico de LDS.

Las pruebas genéticas para las mutaciones (modificaciones genéticas) dentro de los genes TGFBR1, TGFBR2, SMAD3, TGFB2 y TGFB3 están clínicamente disponibles si existe una alta sospecha del diagnóstico. Esta prueba debe ser ordenada por un genetista, quien podrá interpretar y transmitir con precisión los resultados de la prueba. Un genetista también podrá interpretar los antecedentes familiares y determinar si es conveniente realizar las pruebas genéticas a otros miembros de la familia. Si se encuentra una mutación genética en un niño, generalmente se recomienda testar a los padres la misma mutación para tener información precisa sobre el riesgo de recurrencia. Siempre se recomienda realizar la prueba a la descendencia de un adulto diagnosticado con LDS.

Opciones de tratamiento

LDS se manifiesta de varias maneras; por lo tanto, no hay dos personas con LDS que tengan características médicas idénticas. Se recomienda que consulte a su médico o a un genetista local si tiene preguntas sobre problemas de salud individuales.

  • Medicamentos: la presión sobre la aorta (la arteria más grande que sale del corazón) y otras arterias se puede controlar mediante la administración de medicamentos que actúan para disminuir la tensión en las arterias principales del cuerpo al reducir el ritmo cardíaco y la presión arterial. En ensayos con ratones con LDS, la clase específica de medicamentos para reducir la presión sanguínea conocidos como bloqueantes de los receptores de angiotensina, ha demostrado un gran beneficio en la reducción del crecimiento del aneurisma. En las personas afectadas por LDS, si se usa este tipo de medicamento, se debe utilizar con una dosis perfectamente ajustada. Los bloqueantes de los receptores de angiotensina incluyen medicamentos con el nombre de Losartán, Irbesartán o Candesartán. Muchas personas también se mantienen con beta bloqueantes (Atenolol, Metoprolol). Se recomienda que las personas con LDS permanezcan con el tratamiento incluso después de la reparación quirúrgica de los aneurismas.
  • Control por imagen: es necesario un control continuo de la aorta a través de ecocardiografías anuales. También se debe realizar un TAC o ARM estándar de la cabeza, cuello, tórax, abdomen y pelvis para detectar y vigilar la formación de aneurismas y / o disecciones (desgarros). La frecuencia de estas exploraciones depende del tamaño del aneurisma y el ritmo de crecimiento, por lo que se recomienda que las personas consulten a su médico sobre los intervalos adecuados para la obtención de imágenes. Las personas afectadas no deben pasar más de dos años sin obtener nuevas imágenes desde la cabeza hasta la pelvis. Si una persona está utilizando imágenes de ARM para su control, cada varios ciclos debe considerarse un TAC de la cabeza y el cuello, ya que esta imagen tiene una mayor nitidez de las pequeñas arterias en la cabeza y el cuello.
  • Obtención de imágenes de la columna cervical: se recomiendan radiografías de la columna cervical en las posiciones de flexión y extensión para evaluar anomalías vertebrales y / o inestabilidad. Si se detectan anomalías, se recomienda consultar con un ortopedista. Casi nunca se requiere cirugía para la fusión de la columna cervical. Es importante evaluar la inestabilidad de la columna cervical antes de someterse a cualquier cirugía, ya que esto puede afectar a los procedimientos de intubación.
  • Cirugía vascular: la cirugía vascular es una opción de tratamiento ampliamente recomendada como cirugía preventiva para las personas con una aorta o arteria de rápido crecimiento o antecedentes familiares de disección arterial. El reemplazo de la raíz aórtica es la cirugía vascular más común que se presenta en individuos con LDS y es altamente exitosa. Hay muchos ejemplos de reparaciones arteriales exitosas para aneurismas en todo el cuerpo mediante una gran variedad de intervenciones quirúrgicas, ya que el tejido vascular no suele ser débil o frágil en individuos con LDS.
  • Restricciones en el ejercicio físico: las restricciones en el ejercicio generalmente se llevan a cabo para ayudar a disminuir la velocidad de crecimiento del aneurisma aórtico y arterial. Se recomienda que las personas con LDS eviten los deportes competitivos, especialmente los deportes de contacto, y otros ejercicios o actividades de esfuerzo muscular que se realicen hasta el punto de agotamiento. Los individuos pueden y deben permanecer activos con actividades de tipo aeróbicas que se realicen con moderación. Se deben evitar los ejercicios en los que tenga que forzar los músculos, como flexiones, dominadas, suspensiones o abdominales. Las actividades como el senderismo, el ciclismo, el trote y la natación que ayudan a disminuir naturalmente el ritmo cardíaco y la presión arterial deben formar parte de la actividad cardiovascular de las personas afectadas por LDS. Una buena recomendación para calcular el nivel de las actividades cardiovasculares realizadas es realizarlas sólo a un nivel en el que el individuo pueda mantener una conversación mientras la realiza.
  • Ortopedia: las personas con LDS pueden necesitar cirugía ortopédica u otras intervenciones, como tratamiento con corsé para la escoliosis, órtesis o cirugías para tratar malformaciones del pie o contracturas o arneses para la luxación congénita de la cadera. Por lo general, la cirugía para corregir anomalías en el pectus se realiza con fines estéticos y no por necesidad médica.
  • Alergias: las alergias ambientales y alimentarias aumentan en las personas con LDS y pueden requerir una consulta con un alergista o un gastroenterólogo. Las reacciones alérgicas pueden presentarse como rinitis o sinusitis, eccema o urticaria. Las molestias gastrointestinales pueden incluir la sensación de que la comida se atasca en la garganta, diarrea, dolor abdominal o dificultad para ganar peso. Algunas personas tienen una enfermedad inflamatoria grave del esófago o intestino que puede necesitar una intervención más estricta, como medicamentos o tubos de alimentación para ayudar con la ingesta de calorías.

Siempre es importante consultar a su médico para determinar un plan de acción eficaz y personalizado.

Situaciones de emergencia

A continuación encontrará información sobre posibles situaciones de emergencia que pueden surgir en una persona con síndrome de Loeys-Dietz.

El síndrome de Loeys-Dietz es un síndrome de aneurisma agresivo que aumenta significativamente el riesgo de DISSECCIÓN AÓRTICA Y ARTERIAL (desde la cabeza a la pelvis) y otras complicaciones.

  • Cardiovascular

La disección aórtica o arterial es una complicación potencialmente mortal relacionada con el aneurisma aórtico. Los síntomas de la disección aórtica incluyen dolor súbito y severo en el pecho, que migra al tórax, el cuello, la espalda, el abdomen y / o una extremidad. Algunas personas con disección aórtica pueden presentar náuseas, vómitos, falta de aliento y colapso. Los síntomas de disección aórtica justifican la activación del Servicio médico de emergencias (llame al 112) para el traslado al hospital más cercano para un diagnóstico aórtico por imagen (TAC, ARM o ecocardiografía) para confirmar o excluir la disección; y proceder a la estabilización y el tratamiento adecuado. La disecciones de la arteria del cuello  puede cursar con síntoma de accidente cerebrovascular.

  • Pulmonar

Los neumotórax espontáneos resultan de la rotura de las vesículas pulmonares. Las vesículas se forman por el aumento de los espacios de aire en el pulmón. Los síntomas del neumotórax espontáneo incluyen dolor de pecho, cuello o espalda exacerbado por la respiración profunda o dificultad para respirar debido al dolor. Hemoptisis (presencia de sangre en la expectoración) de etiología desconocida también se ha producido en LDS.

  • Ruptura de órganos huecos

La rotura de órganos huecos o el desgarro del bazo o el útero se ha comunicado en pocas ocasiones. La ruptura intestinal puede ser una complicación muy rara.

  • Ocular

El desprendimiento de retina se asocia con una pérdida repentina del campo visual. Aunque el desprendimiento de retina no es potencialmente mortal, el desprendimiento no identificado o no tratado puede degenerar en ceguera. Por lo tanto, la perturbación visual repentina justifica una evaluación de emergencia.

Avances

La información sobre la historia natural y el manejo de las personas con LDS continúa evolucionando.

Continuamente se hacen avances en la atención médica y quirúrgica para ayudar a disminuir las complicaciones de las personas afectadas por LDS. Los estudios iniciales revelaban la necesidad de realizar las primeras cirugías cardiacas a  edades tempranas.

En los primeros años tras el reconocimiento de un nuevo síndrome, suelen ser los casos más graves los que primero acuden a la atención médica. Por este motivo, los primeros años y los primeros casos no reflejan el aumento de  éxitos que actualmente se obtiene en el tratamiento de individuos con LDS, incluida la intervención quirúrgica agresiva y la obtención de diagnóstico por imágenes completo. A medida que más personas son diagnosticadas con LDS, se observa un amplio espectro de variedad clínica.

Incluso en familias con más de un miembro que tienen la misma mutación genética responsable del LDS, observamos una gran variedad de síntomas físicos y de compromisos vasculares. Aunque el LDS se diagnostica con mayor frecuencia en los niños, ha habido un número creciente de diagnósticos en adultos de 50 años o más.

A nivel internacional, varias instituciones están desarrollando métodos para mejorar la gestión y el cuidado de las personas diagnosticadas con LDS. A medida que aumentamos la concienciación y la formación de la comunidad médica con respecto a los hallazgos físicos asociados con el LDS, confiamos en que los diagnósticos sean más precoces para continuar mejorando el resultado médico.

Se espera que las perspectivas para las personas con LDS continúen mejorando a medida que se aprende más sobre el síndrome. Confiando en el desarrollo de terapias efectivas para el síndrome de Loeys-Dietz.

Debido a la rareza y la novedad del síndrome, hay muchas posibilidades de investigación para ayudar a los médicos e investigadores a descubrir y aprender más sobre las diversas complicaciones.

Genética

El síndrome de Loeys-Dietz es un trastorno genético causado por una mutación (cambio genético) en los genes:

  • TGFBR1 o TGFBR2 (factor de crecimiento transformante receptor beta 1 o 2)
  • SMAD3 (madres contra el homólogo decapentapléjico 3)
  • TGFB2 (tgfbeta 2 o ligando del factor de crecimiento transformante beta 2)
  • TGFB3 (tgfbeta 3 o ligando del factor de crecimiento transformante beta 3).

Estos genes codifican para los receptores y otras moléculas involucradas en la ruta tgf-beta. La correlación entre la causa genética del LDS y la manifestación física continúa en estudio.

En base a estas cinco causas genéticas del síndrome de Loeys-Dietz, se establece el sistema de nombres:

  • Síndrome de Loeys-Dietz 1 causado por mutaciones en el gen TGFBR1
  • Síndrome de Loeys-Dietz 2 causado por mutaciones en el gen TGFBR2
  • Síndrome de Loeys-Dietz 3 causado por mutaciones en el gen SMAD3
  • Síndrome de Loeys-Dietz 4 causado por mutaciones en el gen TGFB2
  • Síndrome de Loeys-Dietz 5 causado por mutaciones en el gen TGFB3

 Si bien existe una superposición significativa entre las características clínicas causadas por mutaciones en los diferentes genes, se está avanzando en la caracterización de los diferentes tipos y en cómo debe afectar en el manejo médico que a cada tipo se le dé.

El término trastorno genético también indica que el trastorno ha estado presente en un individuo desde la concepción. El síndrome de Loeys-Dietz muestra un patrón de herencia autosómico dominante. Esto significa que cada descendiente de un individuo con LDS tiene un 50% de probabilidades de heredar la mutación del gen para LDS. No hay modo de predecir la gravedad de los hallazgos vasculares, esqueléticos o de la piel que pueden presentarse en la descendencia.

Muchas personas son las primeras en su familia en tener la mutación que causa el LDS. Estos casos son ocasionados ??por mutaciones esporádicas (aleatorias) que ocurren durante la concepción. No existe una causa desencadenante (por ejemplo, el uso de medicamentos o alcohol) para la mutación aleatoria. No es culpa de nadie.

Para cualquier persona que tenga el diagnóstico de LDS y que esté en edad reproductiva, se recomienda que se informe sobre el riesgo de herencia con un genetista. Existen opciones de pruebas realizadas durante el embarazo (diagnóstico prenatal) y mediante técnicas in vitro (diagnóstico genético preimplantacional) para determinar la presencia de LDS en el feto.

Tarjeta de alerta de emergencia

La primera fuente de información para los primeros en responder.

Esperamos que esta herramienta ayude a los pacientes y sus familias a tener siempre a mano una fuente de información sobre el síndrome de Loeys-Dietz, así como su información médica personal.

Esta información puede ser muy útil en las primeras investigaciones durante una situación de emergencia, o simplemente como una referencia rápida en una cita con el médico; le recomendamos llevarla en su cartera o bolsillo.

 

Fuente: https://www.loeysdietz.org/en/medical-information

Traducción: socios ANSEDH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.